Inicio » Botanica » Cosas de parejas

Sígueme en:

Suscribete:




Categorías

Cosas de parejas

La hibridación entre seres vivos consiste en la reproducción entre dos géneros, especies o subespecies distintas que resulta en una descendencia de individuos independientes con viabilidad vital. La hibridación es un fenómeno que se ha dado entre prácticamente todos los seres del planeta a lo largo de la historia de la vida, en general la descendencia híbrida suele ser estéril, es decir, no se pueden reproducir entre sí o entre otras especies.

Orchis x dulukae
Orchis x dulukae. Híbrido natural O. collina x O. papilonacea

Sin embargo, en el caso de las orquídeas suele ser muy frecuente que la descendencia resultante de la hibridación si tenga capacidad de reproducción. Esta reproducción puede darse o ser compatible en varias combinaciones; entre los propios híbridos, entre el híbrido y alguno de sus parentales (introgresión) o entre el híbrido y otras especies o géneros diferentes.

En primer término hay que entender como ocurre la hibridación natural, es decir cuando estos casos se dan por casualidad en el medio sin intervención humana. Este cruce en la naturaleza no es fácil ya que es necesario que existan varios factores, entre los que a mi entender hay tres principales.

  • Coincidencia ecológica en la floración de las diferentes especies, es decir que ambas tengan una fenología similar; la fecha de reproducción de las dos plantas debe ser la misma o solaparse en el tiempo.
  • Coincidencia simpátrica o dicho de otra manera, que las especies con posibilidades de hibridar compartan el mismo espacio geográfico.
  • Ausencia de mecanismos de aislamiento reproductivo o barreras de hibridación. Este es el factor biológico principal y el más complejo.

Es conveniente pararnos un momento aquí para repasar muy brevemente este último punto. Los mecanismos de aislamiento reproductivo en orquídeas son tan diversos que es preciso hacer algunas puntualizaciones sobre los distintas barreras mas extendidas que podrían evitar una posible hibridación entre dos plantas.

  • Incompatibilidad cruzada. O bien el polen que es depositado en la superficie femenina de la flor directamente no germina o bien germina pero el tubo polínico detiene su crecimiento en algún momento y nunca llega a fecundar el óvulo.
  • Incompatibilidad o mortandad cigótica. En este caso el polen llega a fecundar al óvulo de la flor pero el cigoto detiene su desarrollo o su desarrollo es defectuoso, de esta forma nunca llega a formarse una semilla viable para germinar.
  • Incompatibilidad genética. La fusión del ADN no se produce entre los gametos.
  • Aislamiento mecánico. Nos podemos imaginar un caso, dos especies distintas que florecen en el mismo espacio y en las mismas fechas, que además no tienen ninguna incompatibilidad de las citadas, pero donde la forma o el tamaño de la flor, impide que el polinizador de la especie A acceda o encaje adecuadamente en la flor de la especie B, es físicamente imposible dejar los sacos polínicos de forma natural en la superficie estigmática de B o viceversa.

Con todas esta trabas nos damos cuenta que la aparición de un híbrido en la naturaleza no es fácil y una vez que aparece su viabilidad puede ser imposible. Aún así la hibridación natural es uno de los métodos de generación evolutiva de nuevas especies que la vida ha utilizado a lo largo de su existencia. Llegados a este punto, aunque todos los factores sean favorables para la existencia del híbrido, para que estos nuevos individuos se conviertan en una nueva especie deberán competir con sus parentales o bien desplazándolos y ocupando el mismo nicho o bien adaptándose a nuevos nichos, esto puede tener una dificultad añadida ya que, por lo general, los nuevos híbridos pueden tener menor capacidad de adaptación o necesitan condiciones más especificas que sus parentales.

Ophrys x heraultii
Ophrys x heraultii (Hibrido natural primario O. tenthredinifera x O. speculum)

Una de las carácteristicas interesantes de las orquídeas es que tienen pocas barreras fisiológicas a la hora de hibridarse, incluso tienen mucha facilidad para hacerlo de forma interespecífica, es decir entre distintos géneros alejados entre sí.

Esta facilidad para hibridar es la razón por lo que hoy en día la hibridación artificial en condiciones controladas en orquídeas, es una de las actividades principales de los productores de estas plantas para la horticultura. De hecho en los viveros no especializados o floristerias lo común es encontrar en venta más híbridos que especies primarias, hasta el punto de existir un registro con mas de 100.000 resultados de hibridaciones en el mundo desde que se empezó a prácticar. Es por esto que actualmente existen miles de híbridos de orquídeas en los catálogos de venta, hasta 3.000 nuevos cada año.

Basicamente la hibridación artificial en orquídeas consiste en obtener polen de una planta y colocarlo con ayuda de pinzas u otras herramientas en la superficie femenina de la flor de otra orquídea. En este proceso no tendremos impedimentos de fenología, geografía o de compatibilidad mecánica ya que las floraciones se darán en el mismo espacio y en unas condiciones controladas. No obstante, en algunos casos continuará existiendo la incompatibilidad genética, cigótica o cruzada, por esta razón no se puede intentar hibridar cualquier planta.

Vandaenopsis, un híbrido intergenérico
Vandaenopsis, un híbrido intergenérico, géneros Vanda x Phalaenopsis

Conocer estas incompatibilidades biológicas es una de las habilidades del especialista en hibridación, deberá conocer que secciones, géneros, especies u otros híbridos son compatibles entre sí para no emplear tiempo en resultados erráticos o fracasos. También es importante que el especialista sepa que busca obtener como resultado de la mezcla de dos especies, que características le interesa resaltar ya sea de colores, formas, tamaños o resistencia de la planta a ciertos factores físicos. Por ejemplo en la mayoría de las Phalaenopsis comerciales generalistas lo que se ha buscado en los cruces son plantas más resistentes a las condiciones del interior de una casa y no tanto la belleza o geometría correcta de la floración.

Si empleamos como clasificación desde el punto de vista hortícola ornamental el número de cruces hasta llegar a un determinado híbrido resultante, podemos dividirlos en varios niveles básicos, en cada uno de ellos también vemos que tienen su propia nomenclatura estandar:

  • Híbrido primario: Se cruzan dos especies puras pertenecientes al mismo género. El primer híbrido primario de orquídea creado por el ser humano data de la década de 1860, el coleccionista británico John Dominy logró cruzar y germinar las semillas de Calanthe furcata x Calanthe masuca, la planta resultante fué llamada por su creador Calanthe Dominii.
  • Híbrido de introgresión: Es el resultado de cruzar un híbrido primario con alguno de sus parentales. Si tomas el ejemplo del caso anterior, podríamos obtener dos hibridos de introgresión distintos: Calanthe Dominy x Calante furcata y Calanthe Dominii x Calanthe masuca.
  • Híbrido de segunda generación: Consiste en cruzar dos híbridos primarios del mismo género. Para ilustrar mejor la definición, tomamos el híbrido primario Calanthe Dominii y lo cruzamos con otro híbrido distinto del género Calanthe. Las siguientes generaciones, tercera, cuarta, etc, serán cruces de híbridos con híbridos resultantes de cruzar híbridos y así sucesivamente.
  • Híbrido bigénero: En este caso el cruce se realiza entre dos especies pertenecientes a géneros diferentes. Si cruzamos una Vanda miniata por una Phalaenopsis pulcherrima, obtendremos un híbrido bigénero. Para nombrar a la orquídea resultante se suelen combinar los nombres de los géneros que la componen, en este caso Vanda+Phalaenopsis=Vandaenopsis (x Vandaenopsis), mas el nombre comercial: Vandaenopsis Pulcherrimin. En ocasiones se añade un nombre mas entrecomillado para designar el cultivar. 
Calanthe x dominii
Calanthe x dominii. Primer híbrido forzado por el ser humano
  • Híbrido multigénero: Cuando la planta resultante es un cruce entre varios géneros distintos. Tomamos polen de una Miltonia y fecundamos una Odontoglossum, germinamos las semillas resultantes y cuando florezca, tomamos polen de este hibrido bigenero y fecundamos un Oncidium. La planta resultante será Miltonia x Odontoglossum x Oncidium cuyo nombre comercial son las conocidas como Colmanara. Todos los géneros de orquídeas cuyo nombre termina en el sufijo -ara nos indican que son plantas de cruces multigénero.  

Entre los coleccionistas de orquídeas hay grandes aficionados a híbridos raros o híbridos con unas características muy valoradas, hay otros orquideofilos que prefieren solo las especies puras o los híbridos primarios naturales. Entre los aficionados a la fotografía de orquídeas in-situ, las fotografías de híbridos naturales son realmente codiciadas por su rareza o por su pequeño número en el hábitat natural donde se desarrollan. En definitiva otra característica especial que nos enamora aún mas de estas maravillosas plantas.


2 comentarios

  1. Realmente fantástico artículo. Didáctico y ameno. Te felicito. Acabo de descubrir tu blog, pero ya tienes una seguidora, seguro. Gracias por compartir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.