Inicio » Botanica » Y ahora, como la cuido

Sígueme en:

Suscribete:




Categorías

Y ahora, como la cuido

Que las orquídeas son delicadas para cultivarlas es una percepción que esta bastante extendida entre los que nos iniciamos con estas plantas. Muchas personas cuando les hablo de cultivarlas suelen espetar; “Me encantan, pero son plantas muy delicadas”. Esto ciertamente es un mito. La mayoría de las orquídeas tienen mecanismos de supervivencia muy elaborados, como pueden ser los bulbos, pseudobulbos o su metabolismo CAM (Metabolismo ácido de las crasuláceas) que las hace soportar largos periodos de sequías – como las cactáceas o suculentas -. Muchas en sus habitats son consideradas casi como malas hierbas por la profusión con que la crecen en algunos lugares. Y aquí esta la clave. Su hábitat.

Un pingüino emperador nada durante cientos de kilómetros y años en mar abierto, luego se adentra 120 km hielo adentro en la Antártida para incubar sus huevos, sin alimento, soportando vientos de 200km/h a temperaturas de mas de 50 grados centígrados bajo cero durante semanas. ¿Alguien piensa que son animales delicados? Probablemente no, pero si dejáramos abandonado un ejemplar un día primaveral en Texas su supervivencia se vería reducida a unas pocas horas.

Si adquirimos una orquídea que ha evolucionado para vivir sobre la rama de un árbol a 20 metros del suelo, con sus raíces acolchadas entre musgos, refrescada por una brisa continua cargada del 80% de humedad con máximas de 22ºC y la traemos a una casa en Europa o a la ciudad de Córdoba en Argentina, la estamos sacando de su hábitat para el que se ha adaptado durante miles de años hacía un lugar completamente hostil. ¿Tendríamos que tenerla entonces al 80% de humedad y a 22ºC? La respuesta es no, pero si deberíamos intentar acercarnos en la medida de lo posible a un intervalo de valores máximos y mínimos en nuestro espacio de cultivo.

La práctica habitual antes de adquirir una orquídea debería ser estudiar si es adecuada para el lugar donde vamos a cultivarla. Aunque hay plantas que nos encantaría tener, debemos renunciar a ellas porque nos costará mucho darle esos rangos de temperatura y humedad o los tiempos adecuados, muchas plantas se mantendrán vivas muchos años pero, no florecerán. Se debe asumir cuales son las que se darán bien en nuestra región y especializarse o centrarse en esas. Cuando queremos una planta buscamos en la red -foros, webs- o en libros especializados cuales son los cuidados adecuados para cultivarlas, pero, en algunas ocasiones descubrimos que no hay apenas información o no encontramos personas que las tengan y nos puedan aconsejar. También se puede dar el caso de que nuestra planta sea un híbrido con varios niveles de cruce, algunos incluso intergenéricos (casi todas esos cuyos géneros terminan en -ara; Colmenara, Howeara, entre otras muchas). Con este pequeño articulo voy a intentar daros algunas claves básicas para empezar.

Lo primero es tener publicaciones de referencia. Hay libros y guías de gran calidad, pero estarán limitados a un número concreto de especies o especializado en un determinado lugar. Para mi la publicación base que uso a diario es la web OrchidSpecies.com.

Iconos de OrchidSpecies
Explicación de los iconos de OrchidSpecies

Esta web en aspecto y usabilidad esta bastante limitada, pero es la única publicación que tiene registradas nada más y nada menos que 21.600 especies de orquídeas con datos enormemente relevantes. Para realizar búsquedas lo mejor es utilizar un buscador externo escribiendo el nombre de la especie de interés acompañado de la palabra IOSPE, por ejemplo buscamos “Lockhartia bennettii IOSPE“, veremos que el primer resultado es:

Lockhartia bennettii Dodson 1989 - IOSPE PHOTOS
www.orchidspecies.com/lockbennettii.htm

Accedemos a la ficha y lo primero que nos llama la atención son unos iconos que aparecen bien explicados en la página principal, no obstante os incluyo una captura con mis propias anotaciones para facilitar el aprendizaje a las personas que no estén familiarizadas con esta página. Sólo con los iconos ya podemos ver que es una planta que debe cultivarse prácticamente a plena sombra, con temperaturas mínimas por encima de 24ºC. Con estos datos ya debemos tener claro si es adecuada para nuestras condiciones locales de cultivo. En el texto encontraremos más información valiosa. Algo fundamental a lo que se debe prestar atención es que es epifita, crece sobre las ramas de los árboles, esto nos da pistas acerca del sustrato, por ejemplo podría ir montada en corcho o en maceta con corteza u otros materiales inertes pero nunca en tierra o turba. Se encuentra en el Amazonas de Perú a alturas entre 500 y 700 metros, esto es «selva baja», lo que significa que tendrá unos requisitos de humedad relativa elevada; riegos frecuentes y rutinarios. Podemos deducir más información para cultivar esta planta; en la selva baja amazónica prácticamente no hay estaciones ni cambios bruscos de temperatura, la diferencia entre la noche y el día es reducida, el tamaño de la planta es pequeño, en mi opinión es una planta perfecta para un terrarium o un vivarium.

Este ha sido un caso sencillo, porque las condiciones del Amazonas son bien conocidas y muy constantes. Podemos encontrarnos con plantas en las que no tengamos la información tan clara o que ni siquiera aparezcan en Orchidspecies, para eso lo primero es localizarlas bien en un mapa, en esta tarea nos ayudarán citas científicas o mapas de distribución de la especie.

Mapa zonas climáticas de La tierra
El mapa de las zonas climáticas del planeta.

Un buen sitio para ver localizaciones es la web www.tropicos.org donde podremos buscar por el nombre de la orquídea que nos interese. Localizada la planta, debemos hacernos varias preguntas e investigar para responderlas.

¿Cual es la zona climática de la tierra en el que se encuentra su distribución? Templado, tropical, desértico, ecuatorial, continental, entre otros.

Imágen de Paphiopedilum helenae
Una foto de la planta en su habitat natural nos da gran información. Autor: XuanCanhChu

¿Es epifita, terrestre, litofita? ¿Es muscícola?. Si es terrestre, ¿En que tipo de suelo se desarrolla; calizo, granítico, ácido, con materia orgánica, pedregoso, turbas? Si la planta esta localizada dentro de una zona bien delimitada como una reserva natural será sencillo encontrar datos sobre el suelo, sino podemos consultar un plano geológico de la zona. Fotos de la planta in situ también son muy útiles, podemos hacer búsquedas de imágenes que se hayan tomado en su hábitat natural, fijarnos en las imágenes si hay hojarasca, si crece en zonas más o menos abiertas o húmedas. En el caso de las epifitas, la zona del tronco donde crece la planta, si tiene musgos o esta solo la corteza, si el árbol tiene hojas, la luz de la imagen.

Mapa radiación solar España
Un mapa de radiación solar en España.

¿Que árboles forman el bosque donde vive la planta? Si son caducifolios, nos indica que existe estacionalidad y que la planta pasará una temporada con sol directo y otra en sombra. Si los árboles son deciduos, es decir que pierden la hoja para protegerse de periodos de sequía, nos va a indicar que la planta que vamos a cultivar tiene un periodo de descanso en los riegos acompañado de sol directo o luminosidad alta. En este punto nos ayudarán los planos de radiación solar de la zona. Son abundantes debido a los estudios que se realizan para la explotación de energía solar. En bosques perennes generalmente las condiciones son más constantes, pero atención al tipo de árbol, en un bosque de abetos probablemente tengamos inviernos muy fríos y veranos templados. Puede que directamente no haya bosque como en zonas altas de montaña. Las plantas acompañantes también las podemos usar para conocer el tipo de suelo. Las fechas de floración también son datos a tener en cuenta.

A que altitud se desarrolla la planta, esto unido a la zona terrestre nos dará datos muy precisos de los rangos de temperatura para los que esta adaptada nuestra orquídea. Una tabla de temperaturas medias mensuales en el año es una herramienta muy útil y no son difíciles de encontrar, suelen llamarse también climogramas que normalmente van acompañados de los datos de pluviometría mensual, por lo que su interpretación nos va a indicar cuanto y cuando debemos regar.

Imagen de climograma
Climograma de Sevilla (España) con temperatura y pluviometría mensual.

Para los híbridos de especies o los híbridos intergenéricos puede hacerse complicado contestar a estas preguntas. El caso más sencillo se da con híbridos primarios, es decir, sus parentales son dos especies. Conociendo el hábitat de las dos orquídeas podemos hacernos un cuadro de como cuidar nuestra planta. Una ventaja de los híbridos es que por lo general, tendrán unos rangos mayores de tolerancia en los parámetros de cultivo si sus progenitores tienen hábitats diferenciados, esto es debido a que heredan características compartidas.  En híbridos de varios niveles de cruce o intergenéricos lo común es que exista buena información de cultivo porque han sido creados con fines comerciales. No obstante, al igual que con las especies, se deben tener publicaciones de referencia para poder buscar la historia genealógica de un híbrido comercial. Son recomendables Orchideya.ca que contiene una lista de los más conocidos y el registro oficial mundial Horticultural Database de la inglesa Royal Horticultural Society.

Llegados a este punto tenemos muchos datos para nuestro cultivo. Cantidad de luz, sustrato, rangos de temperatura, si la planta tiene descansos, si necesita de estacionalidad o por el contrario vive en un ambiente muy estable en el año, cantidad y frecuencia de los riegos. Dedicándole un poco de tiempo a investigar sobre la planta no solo podemos crearnos nuestra propia ficha de cultivo sino que además obtendremos un rico conocimiento acerca de ella. Cuando la observemos podemos dejar nuestra imaginación recreándola mentalmente en su espacio natural o imitando realmente el aspecto de su medio.

Puede que haya personas que no tengan tiempo para investigar todo esto de una planta, no les guste o incluso puede que su formación no sea suficiente o relacionada y se les haga complicada la interpretación de todos esos datos. Si lo necesitas puedes contar con Orquimaniaco para ayudarte en esto, puedes enviarme un email o contactar a través de Facebook.

Glosario:

  • Epifita: Vive anclada sobre ramas o troncos de otras plantas, generalmente árboles.

  • Terrestre: Su hábitat se encuentra sobre el sustrato.

  • Litofita: Viven ancladas sobre rocas, generalmente conviven con musgos.

  • Muscícolas: Sus raíces gustan de estar protegidas entre musgos, pueden ser litofitas, terrestres o epifitas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *