Inicio » Articulos publicados por orquimaniaco

Archivo de autor:orquimaniaco

Sígueme en:

Suscribete:




Categorías

Al borde del abismo

UICN son las siglas en español de Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, una organización mundial de expertos en distintos campos de las ciencias, con comisión en decenas de países en el planeta y referente internacional para otras organizaciones y gobiernos en materia de conservación, siendo una autoridad en la materia. También es importante conocer CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestres), un acuerdo que firmaron los miembros de la UICN en 1963 y fue ratificado por mas de 80 países en 1973. Este documento y los veladores de su cumplimiento son conocidos entre los cultivadores de orquídeas u otras familias botánicas. UICN a través de su informes, estudios y conclusiones ha creado importantes precedentes que con el tiempo se han convertido en líneas de trabajo permanentes, llegandose a estandarizar mundialmente algunos de sus criterios para el uso en cualquier estudio público o privado relacionado con la conservación ambiental. Uno de los estándares más adoptados es su categorización ordinal de los grados de amenaza en los que se encuentra una especie. Esta categorización ha evolucionado y mejorado enormemente a lo largo de los años, teniéndose en cuenta ya, por ejemplo, los valores cuantitativos referentes a una especie en la decisión de incluirla en una categoría concreta. Puede consultarse el documento completo donde se describen todos los códigos de categorización y las claves de criterios cuantitativos buscando “Categorías y Criterios de la Lista Roja de la UICN” (Versión 3.1 en el momento de redacción de este articulo).

En este artículo nos centraremos en la categorización de alto nivel descrita por 7 estados de amenaza: Preocupación menor (LC), Casi amenazado(NT), Vulnerable(VU), En peligro(EN), En peligro crítico(CR), Extinto en estado salvaje(EW) y Extinto(EX) y 2 estados utilizados cuando no hay datos para la categorización, Datos insuficientes(DD) o No evaluado(NE).

También es interesante visitar la web de Lista Roja internacional de UICN donde se puede leer en portada la preocupante frase: “Más de 26,000 especies están en peligro de extinción. Eso es más del 27% de todas las especies evaluadas.”

Las especies que describo en este artículo, por orden alfabético, están enmarcadas en la Lista Roja de la Flora Vascular Española competencia del actual Ministerio para la Transición Ecológica del Gobierno de España en 2010.

Corallorhiza trifida Châtel. – EN PELIGRO CRÍTICO (CR)peligro critico CR

Detalle Corallorrhiza trifida
Corallorrhiza trifida. Autor: M. Klüber CC BY-SA 3.0

Una orquídea pequeña, la planta no suele superar los 25 cm, la planta es de color blanco-amarillento con hojas reducidas a escamas que envainan el tallo floral y que no realizan prácticamente función fotosintética. Esta planta es micoheterótrofa, consigue su alimento a través de una asociación simbiótica no mutualista obligada con un hongo. Este hongo a su vez establece otra simbiosis (micorriza) con otra planta que si realiza la fotosíntesis que es la que le aporta las moléculas complejas a la orquídea a través del micelio del hongo. Se localiza en el Pirineo, individuos casi solitarios, aunque no se descarta en otros sistemas montañosos, pero su tamaño y su ciclo de vida principalmente hipogeo no ayudan para que los datos acerca de sus poblaciones sean definitivos.

Cypripedium calceolus L. – EN PELIGRO (EN)en Peligro EN

Flor Cypripedium calceolus
Cypripedium calceolus. Autor: Jakob Jilg CC BY-SA 4.0

El nombre de este género deriva de la unión de dos palabras; ”Kypris” nombre de Afrodita o Venus, que nació en la isla de Chipre y  ”pedilon” que significa sandalia o zapatilla a la que recuerda su labelo en forma de bolsa. Bajo mi humilde opinión es la orquídea más espectacular que tenemos en la Península Ibérica. Su distribución es dispersa en núcleos localizados más o menos numerosos en zonas calizas del Pirineo relacionadas con hayedos, está bien distribuida por el resto de Europa donde es más frecuente pero en España es muy escasa. En algunas de sus pocas poblaciones en España, hay protección las 24 horas del día durante la época de floración. El mecanismo de polinización es similar a otros géneros como Paphiopedilum o Phragmipedium, el insecto cae a la bolsa que forma su labelo de donde a unos pelillos que apuntan hacia el fondo le impiden salir, salvo por un par de conductos que no resbalan, el himenóptero finalmente logra salir obligatoriamente por el lugar donde rozará con los sacos polínicos llevandoselos adheridos a la espalda.

Dactylorhiza cantabrica H.A. Pedersen – VULNERABLE (VU)vulnerable VU

Dactylorhiza cantabrica detalle inflorescencia.
Dactylorhiza cantabrica. Autor: Xermán García Romai.

Algunos autores han mantenido que entra dentro de la variabilidad de Dact. sambucina, con la que comparte hábitat o incluso un híbrido, Dact. sambucina x insularis. Estudios moleculares parecen confirmar que es una especie separada de Dact. sambucina. Las principales diferencias se encuentran en la orientación y longitud del espolón, que en esta orquídea apunta hacia abajo y es más corto y diferencias en la disposición de las máculas del labelo. Se encuentra únicamente en algunas localización de las provincias de Lugo y de León.

Dactylorhiza insularis (Sommier & Martells) Landwehr – PREOCUPACIÓN MENOR (LC)

Inflorescencia Dactylorhiza insularis
Dactylorhiza insularis. Autor: Alberto Martínez

Al igual que Dact. cantábrica, esta también se considera del grupo Dact. sambucina. Todas con flores amarillas y dos o cuatro máculas rojas muy características. Su distribución es amplia en España, en ocasiones forma núcleos muy numerosos.

Dactylorhiza sulphurea (Link) Franco – PREOCUPACIÓN MENOR (LC)

Dactylorhiza sulphurea inflorescencia.
Dactylorhiza sulphurea. Autor: Jose Antonio Díaz Rodriguez

Se confunde con Dact. sambucina o Dact. insularis, aunque se distingue de insularis por la ausencia de máculas y la longitud del espolón y de sambucina por la orientación hacia arriba del espolón. También se llega a confundir con Androrchis pallens, aunque esta última tiene distribución distinta y sus floraciones son más abundantes. La distribución es errática sobre el cuadrante oeste.

Epipactis phyllanthes G.E. Smith – VULNERABLE (VU)vulnerable VU

Epipactis phyllanthes inflorescencia
Epipactis phyllanthes. Autor: Rictor Norton CC BY 2.0

Es un verdadera rareza entre las orquídeas del género Epipactis, su morfología es algo diferente al resto de especies del género y su hábitat que en la Península Ibérica se encuentra localizado en dunas fósiles de arena en la costa de Cantabria y Euskadi. La planta tiene un verde claro casi albino y sus flores dispuestas como péndulos a veces no llegan a abrirse y se auto-polinizan, esto se denomina autogamia.

Epipogium aphyllum Sw. – EN PELIGRO CRÍTICO (CR)peligro critico CR

Epi. aphyllum flor detalle
Detalle flores de Epipogium aphyllum. Foto: Manuel Becerra

En este blog le hemos dedicado un ártículo completo Fantasmas de los bosques. Es una orquídea áfila, es decir, que no tiene hojas -realmente tiene unas mínimas escamas-, de hecho su ciclo de vida, como Corallorhiza, es fundamentalmente hipogeo y carece de pigmentos fotosintéticos como la clorofila, su alimentación es micoheterótrofa. Es conocida como Orquídea fantasma, aunque nada tiene que ver con la famosa Polyrrhiza lindenii, epifita tropical también afila y llamada de la misma forma. El nombre del género viene dado por la posición del labelo, que al contrario que en la mayoría de las orquídeas, en Epipogium las flores no están resupinadas. Son polinizadas por pequeños insectos que son atraídos por un olor a fruta fermentada. Son amantes de la humedad y suelos con gran cantidad de materia orgánica, propia de zonas umbrías de los hayedos a veces compartiendo espacio con helechos del género Equisetum. 

Gymnadenia odoratissima (L.) L.C.M. Richard – DATOS INSUFICIENTES (DD)datos Insuficientes DD

Inflorescencia Gymnadenia odoratissima
Gymnadenia odoratissima. Autor: Ivar Leidus CC BY-SA 3.0

Algunas especies de Nigritella se han pasado a Gymnadenia tras los últimos análisis moleculares y otras similitudes morfológicas. Gymnadenia odoratissima u orquídea aromática se distribuye en la Cordillera Cantábrica, Pirineo catalán y Sierra Cebollera.

Nigritella gabasiana Teppner & Klein – PREOCUPACIÓN MENOR (LC)

Gymnadenia gabasiana planta
Gymnadenia gabasiana. Autor: Joseba Garmendia CC BY 3.0

Aunque en la Lista Roja aparece en el género Nigritella, tal y como comentaba en Gym. odoratissima, estudios moleculares recientes la enmarcan finalmente en el género Gymnadenia, siendo por tanto su nombre actual Gymnadenia gabasiana. Es una planta de alta montaña, con flores pequeñas, rojas oscuras a veces llegando a tener tonos violáceos, formando una inflorescencia de espiga cónica y densa, que pueden tener hasta 40 flores bien apretadas.

Orchis canariensis Lindley – VULNERABLE (VU)vulnerable VU

Orchis canariensis inflorescencia
Orchis canariensis. Autor: Jörg Hempel CC BY-SA 3.0

Antes Orchis patens subsp. canariensis o sinónimo de Androrchis canariensis. Se la puede considerar del grupo Anac. mascula. Es endémica de las Islas Canarias exceptuando las islas de Fuerteventura y Lanzarote donde no hay citas. Generalmente compartiendo hábitat con pino canario. Aunque es relativamente abundante en sus localizaciones, su carácter endémico y la amenaza de su hábitat por la presión humana en las islas la hacen especialmente vulnerable.

Orchis robusta (Stephenson) Gölz & H.R.Reinhard – EN PELIGRO CRÍTICO (CR)peligro critico CR

Inflorescencia Orchis robusta
Anacamptis robusta M-Klueber CC BY-SA 3.0

Antes como O. palustris subsp. robusta, actualmente Anacamptis robusta (T. Stephenson) R.M. Bateman. aún su posición taxonómica se encuentra bajo debate. Es propia de zonas pantanosas, húmedas o encharcadas. Endémica de las Islas Baleares y muy localizada en la zona de Albufera de Muro, donde es conocida como la Orquídea de Prat. Se encuentra realmente amenazada por proyectos turísticos como campos de golf y hoteles que tienen intereses en las zonas donde esta planta, de forma precaria logra reproducirse. No obstante se han llevado a cabo algunos programas de conservación y recuperación en el Jardí Botànic de Sóller.

Orchis spitzelii Saut. ex W.D.J. Koch – EN PELIGRO CRÍTICO (CR)peligro critico CR

Detalle Orchis spitzelii
Orchis spitzelii. Autor: M-Klueber CC BY-SA 3.0

Nombre de especie dedicado al botánico alemán Anton von Spitzel. Actualmente Androrchis spitzelii subsp. spitzelii, a este grupo pertenece también la más conocida para los andaluces y más abundante Orchis cazorlensis (A. spitzelii subsp. cazorlensis). Esta orquídea es bastante más escasa y dispersa que cazorlensis, únicamente conocidas en la Sierra del Cadí y en las estribaciones sur de la Cordillera Cantábrica hasta los 1.800 metros de altitud en suelos calizos. En Europa se encuentra dispersa en otros puntos, pero el escaso número de ejemplares en sus poblaciones la mantiene en peligro crítico de extinción.

Serapias nurrica Corrias – VULNERABLE (VU)vulnerable VU

Serapias nurrica
Serapias nurrica. CC BY-SA 3.0

En España solo se encuentra localizada en la Isla de Menorca, es próxima a S. parviflora, pero se distingue fácilmente al comprobar que el margen del epiquilo es grisáceo diferenciándose claramente esta zona del resto.Serapias occidentalis C. & P. Venhuis – VULNERABLE (VU) Como es común en el género Serapias hay discusiones y opiniones variadas acerca de algunas especies, en concreto S. occidentalis al presentar caracteres intermedios entre S. vomeracea y S. cordigera, se ha llevado numerosas citas confusas o erróneas, algunos autores la consideran un híbrido de estas dos. En principio se consideran S. occidentalis todas las que tienen caracteres intermedios que se encuentren en Extremadura y Portugal. Es probable que la dificultad para su identificación finalmente nos de sorpresas a medida que se avance en identificaciones más precisas y fiables.

Serapias perez-chiscanoi Acedo – CASI AMENAZADO (NT)casi Amenazado NT

Serapias perez-chiscanoi
Serapias perez-chiscanoi. Autor: ProyectoOrquidea

Descrita por Carmen Acedo quien le puso el epíteto perez-chiscanoi en honor a su descubridor, el botánico extremeño José Luis Pérez Chiscano que en un principio la identificó como Serapias viridis. Se distingue fácilmente por ser de las pocas Serapias en presentar una coloración verdosa y un menor tamaño que sus cercanas S. cordiguera. Su localización se encuentra circunscrita a la cuenca del Guadiana, sur de Badajoz y centro de Portugal. Se cree que es cleistógama facultativa (autogamia), es decir, que por lo general se autopoliniza a sí misma por tener el túnel formado por los pétalos y el hipoquilo muy cerrado. Esto no impide que en algunos casos sea  utilizada como refugio por insectos como en el resto de Serapias y se produzca polinización cruzada entre individuos.

El objetivo final de este artículo es divulgar datos básicos sobre estas especies y con ello generar sentimientos de protección, mimo y conservación hacia ellas, porque solo conociendo se valoran y cuando algo es valorado la lucha por su conservación surge de forma natural. En los últimos años estamos viendo como furtivos coleccionistas, a escondidas, siguen extrayendo plantas de la naturaleza, muchas de las que están en esta triste lista. Dejan tras sus usurpadores pasos,  agujeros en la tierra, la frustración de los que descubrimos la desaparición y, finalmente, una planta fuera de su hábitat que morirá en poco tiempo o para la que su destino sea ser secada y planchada para la colección de un herbario privado.

Para concluir, me gustaría dejar mi opinión personal acerca del Libro Rojo del Ministerio donde deberían incluirse algunas especies más de orquídeas, como ambas Spiranthes, Ophrys apifera var. almaracensis, Gennaria diphylla, Habenaria tridactylites entre otras, siguiendo siempre los criterios de UICN por supuesto.

Fantasmas de los bosques

No hay duda que la familia de las orquídeas está en la cúspide de los vegetales en cuanto a evolución y diversidad. Son las plantas que mantienen las relaciones más complejas con otros reinos (Animalia y Fungi) al mismo tiempo para completar su ciclo de vida. Tienen una enorme dependencia de estas relaciones, hasta el punto que las dos etapas más importantes de un vegetal, la reproducción y la germinación, la dejan en manos de animales (polinizadores) y hongos respectivamente. Las semillas de orquídeas son tan sumamente pequeñas, con el fin de ser transportadas y distribuidas por el viento, que carecen de reservas -endospermo- que les permita germinar de forma autónoma. Para ello es necesario que se establezca una relación con un hongo que le aporte los nutrientes necesarios hasta que la plántula sea capaz de valerse por sí misma a través de sus raíces y la fotosíntesis en sus hojitas. Algunas orquídeas han llevado esta relación de ‘nacimiento’ hasta extremos y dependen toda su vida de la presencia del hongo. Algunas bajan la producción de pigmentos fotosintéticos, incluso llegan a dejar de generarlos por completo porque no los necesitan para su nutrición al alimentarse únicamente a través del hongo. El culmen de la evolución en estas relaciones es la pérdida casi total de hojas -orquideas afilas micodependientes- la planta vive fundamentalmente bajo tierra, se alimenta de lo que le proporciona el hongo y sólo emerge del subsuelo para florecer. Seguir leyendo Fantasmas de los bosques–

No hay color

Tanto entre los aficionados a la botánica y a las orquídeas en particular, los que sencillamente gustan de fotografiarlas como los que se aventuran a su cultivo o van más allá interesándose por rasgos de clasificación y taxonomía en profundidad, sigue existiendo cierta diversidad de uso de los términos referidos a los distintos caracteres que pueden presentarse en cuanto a la ausencia de pigmentos. Esta ausencia de pigmentos puede ocurrir solo en las flores, en la planta entera o en ambas, por otro lado puede que las flores simplemente sean blancas porque no necesitan colores para atraer a sus polinizadores.

Sin duda es ventajoso que todos usemos los términos adecuados de forma homogénea con el fin de entendernos sin dudar ante la descripción de una planta. Términos que según el país, la región o incluso la opinión personal de cada uno, se han ido utilizando indistintamente, probablemente de forma incorrecta, sin recabar en una justificación científica para cada uso. Con este árticulo pretendo aportar mi pequeño conocimiento en botánica para arrojar algo de luz a esto de los pigmentos de las orquídeas.

Seguir leyendo No hay color–

Cosas de parejas

La hibridación entre seres vivos consiste en la reproducción entre dos géneros, especies o subespecies distintas que resulta en una descendencia de individuos independientes con viabilidad vital. La hibridación es un fenómeno que se ha dado entre prácticamente todos los seres del planeta a lo largo de la historia de la vida, en general la descendencia híbrida suele ser estéril, es decir, no se pueden reproducir entre sí o entre otras especies.

Orchis x dulukae
Orchis x dulukae. Híbrido natural O. collina x O. papilonacea

Sin embargo, en el caso de las orquídeas suele ser muy frecuente que la descendencia resultante de la hibridación si tenga capacidad de reproducción. Esta reproducción puede darse o ser compatible en varias combinaciones; entre los propios híbridos, entre el híbrido y alguno de sus parentales (introgresión) o entre el híbrido y otras especies o géneros diferentes.

En primer término hay que entender como ocurre la hibridación natural, es decir cuando estos casos se dan por casualidad en el medio sin intervención humana. Este cruce en la naturaleza no es fácil ya que es necesario que existan varios factores, entre los que a mi entender hay tres principales.

Seguir leyendo Cosas de parejas.–

La polinización de las orquídeas II. Mentiras piadosas.

En muchas ocasiones, también en el articulo anterior, he aludido a la búsqueda del ahorro energético por parte de la planta para explicar la ausencia de recompensas para sus polinizadores en una gran parte de las orquídeas, ¿es esto realmente cierto? No sabemos si la producción de néctar, ceras, resinas u otros productos es verdaderamente tan costosa para la planta, quizás por sí sólo no tanto como para haber desarrollado mecanismos de sustitución de las recompensas por métodos de engaño tan complejos. Otras hipótesis son fuertes para explicar el fenómeno de ausencia de recompensa tan repetido entre las orchidaceae. Parece que la razón principal de esta evolución podría ser el aumento de la eficiencia en la polinización cruzada y por tanto en la calidad final de la carga genética de las semillas. Por un lado, los polinizadores, cuando son engañados varias veces, terminan por aprender que flores les están mintiendo y dejan de visitarlas. Esto, unido a que el polen va empaquetado en sacos que contienen de cientos a miles de granos cada uno, repercute en la eficiencia del cruce entre flores y reduce drásticamente el riesgo de auto-polinización (endogamia).

Ophrys vernixia, endemica de Andalucía
Ophrys vernixia, endémica de Andalucía imita machos de Dasyscolia ciliata. Autor: Alberto Matínez

En mi opinión, esta hipótesis no excluye la eficiencia energética como factor importante para el desarrollo del engaño, todo el polen de una flor será retirado con seguridad en una sola visita. ¿Merece la pena generar productos para una sola visita de la flor? Parece que la ausencia de recompensas desde el punto de vista evolutivo tendría varios frentes que investigar para afianzar y coser tesis.

Seguir leyendo La polinización de las orquídeas II.–

La polinización de las orquídeas I. De productos y servicios.

Uno de los aspectos más apasionantes y complejos de las orquídeas son sus métodos para conseguir que el polen de sus flores llegue a otras orquídeas, fecundarlas y poder generar sus preciadas semillas que asegurarán la continuidad de la especie. Esto es la polinización cruzada o alogamia, una estrategia reproductiva en la que la familia de las orquídeas han ideado los métodos mas elaborados y diversos de todas las familias de plantas del planeta. Estas plantas no se han conformado con dejar que el polen volara arrastrado por el viento, que por azar cayera en otra flor de la misma especie. En su polinización usan a todo tipo de animales, desde varias familias de insectos, aves hasta varios mamíferos a los que a veces recompensan, pero que en la mayoría de los casos los engañan con maravillosas argucias.

En éste primer articulo recorro brevemente todos los métodos conocidos hasta ahora en los que el encargado de la polinización recibe una recompensa, estrategias que la evolución de las orquídeas ha alcanzado a lo largo de varios millones de años de pruebas, errores, extinciones y éxitos.

Esfingido y su trompa.
Proboscide de esfingido. Foto: Jan Garris

La táctica que más se repite en la naturaleza de las flores es la atracción mediante recompensas reales, la planta emplea energía para producir en sus flores distintos recursos que pueden ser de utilidad para el animal que a la orquídea le interesa atraer. Es vital que el visitante tenga el tamaño y la forma adecuada para que durante la acción de recoger su recompensa el polinizador se lleve adherido al cuerpo los paquetes polínicos, pero además, cuando llegue a la próxima flor éste encaje a la perfección para que el polen coincida con la cavidad estigmática -gineceo o zona femenina de la flor-. En muchos casos se suma que la floración debe coincidir justo con la época de mayor abundancia de sus polinizadores específicos para asegurar el máximo éxito reproductivo.

Seguir leyendo La polinización de las orquídeas I.–

Revista Orchidarium: números 8, 9 y 10

Como venía siendo de costumbre, en Orquimaniaco.es he ido publicando cada número de la revista Orchidarium. Revista en la que participé desde sus inicios. Algunas personas me han preguntado acerca del resto de números o si había dejado de existir. La revista se sigue haciendo, ahora ha pasado a ser cuatrimestral, pero la causa de la falta de los tres últimos ejemplares no es debida a este cambio en el ritmo en las publicaciones, en este sentido os tengo que pedir disculpas a todos los que habéis venido a mi humilde blog para descargaros todos los números pero no los habéis encontrado. Los últimos meses para mi han sido muy fructíferos de trabajo y de cambios personales, por estos motivos aunque son positivos, desgraciadamente no le he podido dedicar el tiempo que merece este blog.
En esta ocasión no os haré síntesis de los números que subo ya que os dejo para descargar las tres últimas entregas en un mismo post. Como siempre, esta revista es para divulgación, podéis copiarla, compartirla, enviarla, imprimirla y colgarla de donde os apetezca. Que las disfrutéis.

Descarga Orchidarium N10
Descarga Orchidarium Número 10
Descarga Orchidarium N9
Descarga Orchidarium Número 9
Descarga Orchidarium N8
Descarga Orchidarium Número 8

 

Y ahora, como la cuido

Que las orquídeas son delicadas para cultivarlas es una percepción que está bastante extendida entre los que nos iniciamos con estas plantas. Muchas personas cuando les hablo de cultivarlas suelen espetar; “Me encantan, pero son plantas muy delicadas”. Esto ciertamente es un mito. La mayoría de las orquídeas tienen mecanismos de supervivencia muy elaborados, en su medio natural son muy resistentes. Gozan de herramientas como los bulbos, pseudobulbos o su metabolismo CAM (Metabolismo ácido de las crasuláceas) que las ayudan a soportar largos periodos de sequías al igual que consiguen las cactáceas y suculentas. Muchas especies de orquídeas en sus hábitats originales son consideradas casi como malas hierbas por la profusión con que la crecen. Y aquí está la clave: su hábitat.

Te pongo un ejemplo. Un pingüino emperador nada en mar abierto durante años y cientos de kilómetros, cuando llega el momento se adentra 120 km hielo adentro en la Antártida para incubar sus huevos, sin alimento, soportando a veces vientos de 150 km/h a temperaturas de 50 grados centígrados bajo cero durante semanas. Con estos detalles, ¿alguien piensa que son animales delicados? Probablemente no, pero si dejáramos abandonado un ejemplar un día primaveral en Texas su supervivencia se vería reducida a unas pocas horas.

Aplico el mismo ejemplo en las orquídeas. Una especie de orquídea que ha evolucionado para vivir sobre la rama de un árbol a 20 metros del suelo, con sus raíces acolchadas entre verdes musgos, refrescada por una brisa continua cargada con un 80% de humedad con temperaturas máximas de 22ºC. ¿Qué puede pasar si la encerramos en el interior de una casa en Europa o en la ciudad de Córdoba en Argentina?. La hemos sacado de un hábitat para el que se ha adaptado durante miles de años hacía un lugar completamente hostil. Si no le damos unas condiciones adecuadas, acabará en poco tiempo como un pingüino en Texas.

Entonces, ¿tendríamos que tener la planta al 80% de humedad y a 22ºC? La respuesta es NO. Pero si deberíamos intentar acercarnos en la medida de lo posible a un intervalo de valores máximos y mínimos (temperatura, humedad, ventilación) en nuestro espacio de cultivo.

Seguir leyendo Y ahora, como la cuido–

El tesoro de las orquídeas

Para Gollum su tesoro más preciado era aquel anillo mágico y dorado que le volvía loco. Para las orquídeas, no sólo no se han vuelto locas al proteger su tesoro, sino que a lo largo de millones de años de evolución han llegado a las mas diversas y astutas maniobras para asegurar que conseguían de la manera mas eficiente y correcta el cometido final de su tesoro; la reproducción, mejora genética y distribución de la especie. El gran tesoro de las orquídeas es el polen.

Polinia de Phalaenopsis
Detalle de polinias aún en la antera. Fuente: Wikipedia

Si quieres conocer algunas de las características del polen de las orquídeas, porqué esta situado de una forma concreta, porqué tiene un tamaño u otro, cómo se organiza cada grano de polen respecto a los demás, de qué está hecho, cómo funciona y otras muchas curiosidades relacionadas, sigue leyendo.

Básicamente un grano de polen podría ejemplarizarse como análogo a un espermatozoide en los mamíferos, su cometido es fecundar el óvulo. Podemos pensar en un saco que contiene por un lado las células generativas que derivarán en los gametos masculinos y por otro una célula vegetativa. Cuando el polen entra en contacto con el estigma (zona femenina) se rehidrata y germina -no exactamente como una semilla pero podemos pensar en ello. De esto último se encarga la célula vegetativa que no interviene en la fusión genética posterior y únicamente se encarga de alargar el tubo polínico a través del ovario hasta el óvulo para proporcionar el paso a las células espermáticas que culminarán en la fecundación. Imagina un tallito unicelular creciendo pero dentro de la planta. Una vez fecundado el óvulo comienza el crecimiento de la semilla -una por óvulo-.

Seguir leyendo El tesoro de las orquídeas–

En la flor de la vida

La duración de la floración o antesis en las orquídeas es tan diversa como la propia familia de estas plantas. Hay orquídeas cuya flor se mantiene abierta y fresca solo unas horas, durante una noche y otras que permanecen con todo su esplendor y con sus órganos reproductores activos durante meses. Además unas emiten perfumes agradables, otras apestan a excrementos, algunas sólo lo hacen a determinadas horas y la mayoría por mucho que peguemos la nariz no huelen ni siquiera a verdura -o eso creemos-, de esto último ya hablamos en el articulo Dime a que hueles y te diré quien eres.

Paphiopedilum
Imagen Paphiopedilum. Autor: Alberto Martínez

Toda esta diversidad floral -sin entrar en cuestiones morfológicas- no es fruto del capricho botánico aunque sí de la casualidad, de esa casualidad insistente de la prueba, error y éxito que llamamos evolución, más concretamente en el caso de las orquídeas; co-evolución ¹. La capacidad de una planta para mantener una flor abierta depende en última instancia de que un animalito haya convivido con la orquídea durante miles de años repartiendo su polen. Lo más importante y a la vez interesante es si la flor ha sido visitada o no por su polinizador y esta posibilidad viene dada de como han co-evolucionado¹ evolucionado a expensas de si la planta ofreciera algo a cambio o porque se lo hiciera creer -néctar, esencias, sexo, polen, cobijo-.

Seguir leyendo En la flor de la vida